Icono de la app de la SEEN
SEEN APP
Disponible en Google Play y App Store
Blog Seen

Blog / Obesidad

Tirzepatide Once Weekly for the Treatment of Obesity – SURMOUNT-1

Jastreboff AM, Aronne LJ, Ahmad NN, Wharton S, Connery L, Alves B, Kiyosue A, Zhang S, Liu B, Bunck MC, Stefanski A; SURMOUNT-1 Investigators.

23 de junio de 2022

Autor: Gloria Aranda Velázquez.

Citación (Revista): Tirzepatide Once Weekly for the Treatment of Obesity. Jastreboff AM, Aronne LJ, Ahmad NN, Wharton S, Connery L, Alves B, Kiyosue A, Zhang S, Liu B, Bunck MC, Stefanski A; SURMOUNT-1 Investigators. N Engl J Med. 2022 Jun 4. doi: 10.1056/NEJMoa2206038. Online ahead of print. PMID: 35658024
DOI: 10.1056/NEJMoa2206038
 
Objetivos del estudio: Valorar la eficacia y seguridad del doble agonista de GLP-1 + GIP, denominado Tirzepatide en pacientes con obesidad.
 
Contexto del estudio: Se trata de un ensayo clínico multicéntrico (119 centros de 9 países), fase 3, doble ciego, controlado y aleatorizado, para conocer la eficacia y seguridad de Tirzepatide en pacientes con obesidad a dosis de 5, 10 y 15mg semanal comparado con placebo.
 
Población de estudio: Fueron incluidos 2539 pacientes con obesidad (IMC ≥ 30Kg/m2) o con sobrepeso (IMC ≥ 27kg/m2) con al menos una comorbilidad relacionada con el exceso de peso (excluido DT2). Fueron asignados de forma aleatoria a unos de los 4 grupos (5 – 10 – 15mg/semanal y placebo) con una ratio de 1:1:1:1, con un seguimiento de 72 semanas incluido en este periodo de tiempo las 20 semanas iniciales de titulación de dosis. Los endpoints del estudio fueron el porcentaje de cambio en el peso corporal a las 72 semanas y el porcentaje de pacientes con reducción en el peso de 5% o más.
 
Resultados: El porcentaje de cambio en el peso desde la visita inicial a la semana 72, ha sido del -15% para el grupo que ha recibido 5mg/semanal de Tirzepatide, -19,5% en el grupo de 10mg/semanal, -20,9% en el grupo de 15mg/semanal, en tanto que en el grupo placebo el porcentaje de cambio ha sido del -3,1%.
El porcentaje de pacientes que presentaron una reducción en el peso corporal de 5% o más, ha sido del 85% con 5mg, 89% con 10mg y 91% con 15mg/semanal, comparado con 35% observado en el grupo placebo. Han presentado una reducción en el peso corporal del 25% o más, en el 15% en el grupo que ha recibido 5mg/semanal, 32% en el grupo de 10mg/semanal y 36% en el grupo de 15mg/semanal, comparado con el placebo donde se ha observado este cambio en el 1,5% de los pacientes.
Se ha visto que los pacientes con prediabetes en el grupo que ha recibido Tirzepatide han revertido a normoglicemia en el 95,3% de los casos, en tanto que en el grupo placebo se ha observado en el 61,9%.
Para ver cambios en la composición corporal se ha realizado el estudio con DEXA en un subgrupo de 255 pacientes, observando una reducción del 33,9% de la masa grasa en el grupo que ha recibido Tirzepatide, comparado con una reducción del 8,2% de masa grasa en el grupo placebo.
Considerando la seguridad del paciente, se ha visto en general que el 78,9 a 81,8% de los pacientes con Tirzepatide han presentado algún efecto adverso, comparado con el 72% del grupo placebo. El efecto adverso mas frecuente ha sido el gastrointestinal (nauseas, diarrea o estreñimiento) y principalmente durante el periodo de titulación de dosis. Se ha observado discontinuación del tratamiento debido a efectos adversos en el 4,3%, 7,1%, 6,2% y 2,6% de los pacientes que han recibido 5mg, 10mg y 15mg con Tirzepatide comparado con el grupo placebo.
 
Limitaciones: Creo que una de las limitaciones de este estudio se da en relación a la presencia de eventos adversos, debido a que todo el estudio se ha realizado durante el periodo de pandemia donde un porcentaje importante de eventos adversos severos han sido debidos a la infección por coronavirus (COVID-19), para ser exactos en el 21% de los mismos, así que no se puede asegurar que muchos de los eventos adversos pudieran ser debidos al COVID-19 o al menos exacerbados por la infección.
 
Aplicabilidad clínica y Conclusiones principales: Con este estudio observamos que Tirzepatide es un fármaco eficaz y seguro para el tratamiento de la obesidad, con esto tenemos otro fármaco considerado de 2º generación para el tratamiento de la obesidad (el 1º ha sido semaglutide), donde podemos obtener porcentajes de pérdida de peso equiparables a la cirugía bariátrica, pero no tenemos que olvidar que la base principal para asegurar el éxito de cualquier tratamiento farmacológico o incluso quirúrgico, es el cambio en los hábitos alimentarios y de actividad física.

Calorie Restriction with or without Time-Restricted Eating in Weight Loss.

Deying Liu, M.D., Yan Huang, M.S., Chensihan Huang, M.D., Shunyu Yang, M.D., Xueyun Wei, M.D., Peizhen Zhang, M.D., Dan Guo, M.D., Jiayang Lin, M.D., Bingyan Xu, M.D., Changwei Li, Ph.D., Hua He, Ph.D., Jiang He, M.D., Ph.D., Shiqun Liu, M.D., Linna Shi, M.D., Yaoming Xue, M.D., and Huijie Zhang, M.D., Ph.D.

24 de mayo de 2022

Citación: Liu D, Huang Y, Huang C, Yang S, Wei X, Zhang P, Guo D, Lin J, Xu B, Li C, He H, He J, Liu S, Shi L, Xue Y, Zhang H.N Engl J Med. 2022 Apr 21; 386(16):1495-1504.
DOI: 10.1056/NEJMoa2114833
Autor del comentario: David Pérez Asensio, Unitat de Diabetis, Endocrinogia i Nutrició. Hospital Universitari Dr. Josep Trueta (Girona).

Objetivos del estudio: Comparar la eficacia de la alimentación restringida en el tiempo en combinación con restricción calórica con la restricción calórica sola en la pérdida de peso y los factores de riesgo metabólicos en pacientes con sobrepeso u obesidad.
 
Contexto del estudio: La alimentación restringida en el tiempo es una forma de ayuno intermitente que ha ganado popularidad en los últimos años debido a que es una estrategia para la pérdida de peso fácil de seguir, lo que podría potenciar la adherencia por parte de los pacientes. Algunos estudios han valorado el efecto a corto plazo sobre la pérdida de peso con este tipo de dietas, pero los resultados obtenidos no han sido lo suficientemente concluyentes para recomendar su inclusión en las guías de obesidad basadas en la evidencia. Además existen pocos datos acerca de su eficacia y seguridad a largo plazo.
 
Población de estudio: Se randomizaron 139 individuos de la ciudad china de Guangzhou, con edades comprendidas entre los 18 y 75 años e IMC entre 28 y 45 kg/m2, a seguir una alimentación con restricción horaria (ingesta permitida sólo entre las 8:00 a.m. y las 4:00 p.m.) junto con restricción calórica o restricción calórica sola. Durante los 12 meses del estudio, todos los pacientes fueron instruidos para seguir una dieta hipocalórica equilibrada (de entre 1500-1800 kcal/d para los hombres y 1200-1500 kcal/d para las mujeres).  Se excluyeron individuos con patologías severas como tumores malignos, diabetes o enfermedad renal crónica y con condiciones como el tabaquismo, la participación en programas para la pérdida de peso, la cirugía gastrointestinal en el año previo, el uso de medicaciones con influencia sobre el peso o el embarazo. 
El objetivo primario fue la diferencia en la pérdida de peso entre los 2 grupos a los 12 meses. Como objetivos secundarios se incluyeron los cambios en el perímetro abdominal, el índice de masa corporal (IMC), el porcentaje de grasa corporal y diversos factores de riesgo metabólicos (glucemia, sensibilidad a la insulina, lípidos plasmáticos y presión arterial).
 
Resultados:
Del total de 139 participantes randomizados, 118 (84.9%) completaron los 12 meses de seguimiento. El porcentaje medio de días que los participantes se adhirieron a la estrategia asignada fue del 84.0±16.1% en el grupo con alimentación restringida en el tiempo y del 83.8±12.6% en el grupo con restricción calórica sola.
La pérdida media de peso fue de -8.0 kg (95% CI, −9.6 to −6.4) en el grupo con restricción horaria y −6.3 kg (95% CI, −7.8 to −4.7) en el grupo sin restricción horaria. La diferencia en la pérdida de peso no fue estadísticamente significativa entre los 2 grupos a los 12 meses de seguimiento (−1.8 kg; 95% CI, −4.0 to 0.4; P=0.11). Tampoco se observaron diferencias en cuanto a perímetro abdominal, IMC, masa grasa, masa magra, presión arterial y factores de riesgo metabólico. Además, no hubo diferencias sustanciales entre ambos grupos respecto al número de eventos adversos.
 
Limitaciones: Los resultados del estudio no pueden generalizarse a pacientes con patologías como la diabetes o la enfermedad cardiovascular, a otros horarios de restricción alimentaria o a personas de diferentes grupos étnicos. La medición del gasto energético podría haber ayudado a explicar las diferencias en la pérdida de peso entre pacientes en respuesta a las intervenciones dietéticas. Tampoco se controló la actividad física.
 
Aplicabilidad clínica:
La alimentación restringida en el tiempo en combinación con restricción calórica, al no ser menos eficaz que la restricción calórica sola, podría ser una estrategia viable en aquellas personas que quieran perder peso, tan segura, eficaz y sostenible a largo plazo, siempre en el contexto de un programa de entrenamiento y monitorización adecuados.  

Perspectivas de investigación derivadas del estudio:
Son necesarios más estudios para analizar el impacto del aumento de horas de ayuno en diferentes grupos, incluyendo pacientes con enfermedades crónicas como la diabetes o la enfermedad cardiovascular. Se deberían realizar también estudios para comparar los resultados en hombres y mujeres y evaluar los efectos de otras modalidades de ayuno.

Conclusiones principales: En pacientes con sobrepeso u obesidad, la alimentación con restricción horaria no fue más beneficiosa con respecto a la pérdida de peso, grasa corporal o factores de riesgo metabólicos que la restricción calórica sola.
 
Opinión personal:
Este estudio muestra que la alimentación restringida en el tiempo acompañada de restricción calórica no es más eficaz que la dieta hipocalórica que no tiene en cuenta los horarios de ingesta, lo que sugiere que sería la restricción calórica per se la que explicaría la mayor parte de los efectos beneficiosos obtenidos con este tipo de estrategias para la pérdida de peso
Bajo mi punto de vista, hubiera sido más interesante que al grupo aleatorizado a seguir la dieta con restricción horaria no se le hubiera instruido para reducir la ingesta calórica, ya que precisamente la mayor parte de las personas que siguen este tipo de dietas lo hacen para no tener que controlar calorías y diversos estudios han mostrado que sólo limitando el período de ingesta a 8 h al día, se reduce el aporte calórico en 300-500 kcal.
Por otra parte, hay que tener en cuenta que los resultados obtenidos en el grupo con restricción horaria tampoco son peores, por lo que podía ser una alternativa a la dieta hipocalórica tradicional en aquellos pacientes a los que les resulte más fácil reducir la ingesta calórica de esta forma.
 
Bibliografía relacionada de interés: Lowe DA, Wu N, Rohdin-Bibby L, et al. Effects of time-restricted eating on weight loss and other metabolic parameters in women and men with overweight and obesity: the TREAT randomized clinical trial. JAMA Intern Med 2020; 180:1491-9
 
Resumen para la población general: La obesidad constituye un problema de salud pública de primer orden y la reducción de la ingesta calórica en el contexto de la modificación del estilo de vida sigue siendo la base de su tratamiento. El ayuno intermitente es una estrategia para la pérdida de peso que ha ganado popularidad en los últimos años debido a que es fácil de seguir, pero existen pocos datos acerca de su eficacia y seguridad a largo plazo.
En este estudio se ha comparado la eficacia del ayuno intermitente en personas con sobrepeso u obesidad, con la de la dieta baja en calorías ”tradicional”. A finalizar los 12 meses de seguimiento, la pérdida de peso conseguida con el ayuno intermitente no fue superior a la conseguida con la dieta hipocalórica, y tampoco se observaron diferencias respecto al perímetro abdominal, la grasa corporal, la presión arterial y los factores de riesgo metabólico analizados.
 
Fecha: 23 de Mayo de 2022

Treatment Options for Weight Regain or Insufficient Weight Loss After Sleeve Gastrectomy: a Systematic Review and Meta analysis

Franken R.J., Sluiter N.R., Franken J., de Vries R. , Souverein D. , Gerdes V.E.A:, de Brauw M. Treatment Options for Weight Regain or Insufficient Weight Loss After Sleeve Gastrectomy: a Systematic Review and Meta analysis Obes Surg. 2022 Apr 2.

25 de abril de 2022

Autor del comentario:  María del Castillo Tous Romero

Objetivos del estudio: Valorar la eficacia y complicaciones de las diferentes técnicas endoscópicas y quirúrgicas para tratar la reganancia o pérdida de peso insuficiente tras gastrectomía tubular o “sleeve” gástrico.
 
Contexto del estudio:
El aumento de la de la obesidad grave, se ha acompañado de un aumento de números de intervenciones de cirugía bariátrica.  Actualmente la gastrectomía tubular (“sleeve”) es la técnica más usada a nivel mundial. La reganancia ponderal o la insuficiente pérdida de peso son posibles indicaciones de una cirugía de revisión.  Actualmente, las cifras de cirugía de revisión tras gastrectomía tubular se sitúan en torno al 27 % siendo la reganancia o pérdida de peso insuficiente el principal motivo de indicación.  Se han descrito diferentes técnicas con esta indicación: “re-sleeve”, bypass gástrico en Y de de Roux, mini bypass gástrico (“one anastomosis gastric bypass”), SADI (single anastomosis duodeno-ileal bypass) y el cruce dudodenal. Además, también se usan técnicas endoscópicas.
 
Diseño del estudio y metodología:
Revisión sistemática y metaanálisis de todos los estudios realizados, retrospectivos y prospectivos, de técnicas quirúrgicas y endoscópicas para tratar la regancia ponderal o insuficiente pérdida de peso en pacientes mayores de 18 años tras realización de un “sleeve“ gástrico. Se excluyó revisiones de la literatura, casos clínicas y estudios en animales. Los estudios debían incluir un mínimo de 20 pacientes incluidos y debían tener datos de eficacia de pérdida de peso tras la intervención.  Dos revisores independientes extrajeron los datos, características de pacientes y resultados. Los investigadores eran de varios centros holandeses.
 
Población de estudio:  Se incluyeron 22 estudios que incluían 1342 pacientes: Dos estudios usaban técnicas endoscópicas; siete estudios incluían “re-sleeve”; seis estudios bypass gástrico; ocho estudios “mini-bypass”; tres estudios  SADI y un estudio con cruce duodenal.
                                         
Resultados/Novedades que plantea el artículo:  Primera revisión sistemática de la literatura y metaanálisis que compara las diferentes estrategias para tratar la “reganancia ponderal” o pérdida de peso insuficiente tras “sleeve” gástrico. 
 
Número de pacientes incluidos en estudios por técnicas:

Disminución IMC de los 36 meses:




Complicaciones de los diferentes procedimientos:


Limitaciones: Posibilidad de sesgos potenciales por la diversidad de las indicaciones y las técnicas, la selección de pacientes, la experiencia de los cirujanos, volumen gástrico pre-operatorio, la forma de recogida de los efectos secundarios/complicaciones, la diferencia de definición de complicaciones postoperatorias y comorbilidades preoperatorias. Posibilidad de sesgos al tratarse de estudios retrospectivos. Se han incluido estudios con seguimiento de 1 año tras cirugía, que es un periodo relativamente corto de tiempo para valorar la eficacia de cambios de peso tras cirugía bariátrica.
 
Aplicabilidad clínica:  Dado el aumento de intervenciones en nuestro medio, cada vez más frecuentemente nos vamos a encontrar la situación de reganancia o insuficiente pérdida de peso y es importante saber cuales son los riesgos y eficacia de estas técnicas antes de plantear al paciente una técnica de revisión. El estudio es útil para saber los datos a corto plazo de eficacia y complicaciones. Aunque la heterogeneidad de los estudios y los pobres datos de seguimiento nos impide realizar recomendaciones de una técnica frente a otra con buen nivel de evidencia.

Perspectivas de investigación derivadas del estudio:
Es necesario realizar estudios randomizados, con definiciones uniformes de reganacia ponderal e insuficiente perdida de peso, con años de seguimiento a largo plazo; estos estudios deberían incluir técnicas de imagen estandarizadas para medir volumen gástrico.

Conclusiones principales: Todas las estrategias utilizadas son efectivas para la pérdida ponderal.  Los datos de esta revisión apoyan el uso “mini bypass gástrico” basándose en pérdida de peso y complicaciones. Las técnicas endoscópicas son las menos efectivas. SADI y cruce duodenal están asociadas alto porcentaje de complicaciones.
 
Opinión personal: El artículo es interesante por la revisión sistemática de la literatura que realiza. Aunque los numerosos posibles sesgos no nos permiten realizar recomendaciones, es interesante revisar los estudios publicados de las diferentes técnicas: pérdida ponderal y complicaciones. Datos a más largos plazo (al menos 10 años) son necesarios y nos ayudarán a poder valorar las diferentes técnicas. Creo que además de estudios comparativos entre las técnicas, en un futuro será interesante realizar estudios que comparen eficacia de técnicas quirúrgicas frente a los nuevos fármacos de la obesidad en reganancia/ insuficiencia pérdida ponderal. Hay que ponderar la eficacia de las diferentes técnicas con riesgo de complicaciones de las técnicas teniendo en cuenta el estado del paciente, el posible beneficio, el volumen de estómago, pero también los aspectos psicológicos que hayan podido tener relación con la reganacia.
 
Resumen para la población general:
La cirugía bariátrica (cirugía de la obesidad) se realiza cada vez más frecuente en nuestro medio por el aumento de la obesidad.  La técnica más usada es la gastrectomía tubular. Un porcentaje importante no consigue perder un peso suficiente o   tiene reganancia del peso perdido. Actualmente se usan diferentes técnicas quirúrgicas, así como endoscópicas para esta situación. Este estudio hace una revisión de los estudios publicados hasta la fecha comparando los resultados de las diferentes técnicas en eficacia y efectos secundarios. Este estudio no permite hacer recomendaciones sobre que técnica utilizar ya que la mayoría de estudios tiene un tiempo de seguimiento pequeño para valorarlo. Todas las técnicas consiguen que los pacientes pierdan peso, pero no son están exentas de riesgo. Hacen falta estudios de mayor calidad y a más largo plazo.

BEST WEIGHT. A practical guide to office-based obesity management.

Freedhoff Y and Sharma AM, Canadian Obesity Network. 2010

28 de marzo de 2022

Autor del comentario: Javier Salvador, Servicio de Endocrinología y Nutrición, Clínica Universitaria de Navarra; Navarra, Pamplona.
 
Comentario del libro:
BEST WEIGHT. A practical guide to office-based obesity management es una excelente guía para la valoración y el tratamiento del paciente con obesidad que se publica en 2010 y que debe ser evaluada en el contexto de la fecha de su edición. Aún cuando la obra se publicó hace doce años, contiene magníficas claves o perlas que son perfectamente aplicables
a la práctica clínica actual.
 
La Introducción se inicia con la frase: No debimos tener que escribir este libro, en una declaración de su necesidad imperiosa para optimizar el tratamiento de las personas con obesidad. Es destacable que habla de pacientes obesos, cuando quizá el first-person language no había recibido la atención de la que es objeto en la actualidad para luchar contra la estigmatización.

Enfatiza en la importancia de asumir el significado del título como contraposición a otros términos como peso ideal o el surrealista valor del IMC. Finaliza la introducción con el concepto de oportunidad que se genera en el tratamiento de las personas con obesidad sobre la base del respeto personal.
 
El libro de encuentra estructurado en doce capítulos, en los que realiza un viaje desde los elementos clave del mobiliario de una consulta para evaluar pacientes con obesidad a los mejores consejos para mantener una conversación con los pacientes, barreras en el
tratamiento, relaciones con la patología psiquiátrica más relevante, complicaciones, evaluación clínica incluyendo el EOSS, bases del tratamiento médico y quirúrgico y tres apéndices que proveen con consejos prácticos.
 
La obra ofrece en 100 páginas una eminente orientación a la práctica clínica y está jalonada por múltiples perlas que anticipan muchos de los conocimientos que aún se encuentran incluidos en las guías más recientemente publicadas centradas en el paciente.
 
El libro rezuma experiencia clínica por los cuatro costados y aunque, como es inevitable, posee partes que requieren actualización, como son los capítulos que tratan sobre el tratamiento farmacológico y quirúrgico, contiene las claves más importantes de la relación entre el médico y el paciente con un lenguaje sencillo y contundente al mismo tiempo que genera una sensación deliciosa para los amantes de la medicina académica clásica.
 
La fotografía de los autores que muestran su juventud es una referencia clara al paso del tiempo desde su publicación.
 
Las diferentes opiniones de diversos profesores que se encuentran en la ultima página de este catecismo de la evaluación y tratamiento de la persona con obesidad son fiel reflejo del contenido y rinden, en mi opinión, un justo homenaje al valor del libro, que debiera ser disfrutado por todos los profesionales sanitarios que atienden pacientes con obesidad.

Definition and diagnostic criteria for sarcopenic obesity: ESPEN and EASO consensus statement.

Donini LM, Busetto L, Bischoff SC, Cederholm T, Ballesteros-Pomar MD, Batsis JA, Bauer JM, Boirie Y, Cruz-Jentoft AJ, Dicker D, Frara S, Frühbeck G, Genton L, Gepner Y, Giustina A, Gonzalez MC, Han HS, Heymsfield SB, Higashiguchi T, Laviano A, Lenzi A, Nyulasi I, Parrinello E, Poggiogalle E, Prado CM, Salvador J, Rolland Y, Santini F, Serlie MJ, Shi H, Sieber CC, Siervo M, Vettor R, Villareal DT, Volkert D, Yu J, Zamboni M, Barazzoni R. Clin Nutr. 2022 Feb 22: S0261-5614(21)00523-9. Epub ahead of print. PMID: 35227529.

22 de marzo de 2022

Autora: María D. Ballesteros Pomar, Servicio de Endocrinología y Nutrición, Complejo Asistencial Universitario de León

Objetivos del estudio: La Sociedad Europea de Nutrición Clínica y Metabolismo (ESPEN) y la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad (EASO) han llevado a cabo una iniciativa para llegar a un consenso de expertos sobre definición y criterios diagnósticos de obesidad sarcopénica (OS).
 
Contexto del estudio: La pérdida de masa y función del músculo esquelético, que conocemos como sarcopenia, es común en personas con obesidad. Puede deberse a a cambios metabólicos asociados al sedentarismo, alteraciones del tejido adiposo, comorbilidades (enfermedades agudas y crónicas), y al propio proceso de envejecimiento. La coexistencia de exceso de adiposidad y baja masa/función muscular se conoce como OS, una condición cada vez más reconocida por sus características clínicas y funcionales que influyen negativamente en resultados en salud. Una revisión previa del grupo de trabajo de obesidad de ESPEN y EASO (Donini et al.Clin Nutr. 2020 Aug;39(8):2368-2388) estableció la necesidad de tener una definición y unos criterios diagnósticos de consenso, que permitan definir posteriormente tanto la prevalencia como la relevancia clínica de la OS.
 
Resultados: El panel internacional de expertos ESPEN-EASO propone que OS se defina como la coexistencia de exceso de adiposidad y baja masa/función muscular. El diagnóstico de OS debe considerarse en una primera fase de cribado en individuos en los que concurran un elevado índice de masa corporal o circunferencia de cintura patológica junto con sospecha de baja masa y función del músculo esquelético (factores de riesgo, síntomas o cuestionarios validados). En esas personas de riesgo, los procedimientos de diagnóstico deben incluir inicialmente la evaluación de función del músculo esquelético (mediante dinamometría o test de levantarse de la silla), seguida de una evaluación de la composición corporal mediante técnicas como la absorciometría de rayos X de energía dual  (DEXA) o bioimpedancia eléctrica (BIA) donde la presencia de exceso de adiposidad y la baja masa muscular esquelética confirman el diagnóstico de OS. Posteriormente, las personas con OS deben estratificarse en una Etapa I en ausencia de complicaciones clínicas, o Etapa II si se asocia al menos una complicación relacionada con la composición corporal alterada o disfunción del músculo esquelético (enfermedades metabólicas, discapacidad funcional, enfermedades cardiovasculares y respiratorias).
 
Limitaciones: Se trata de un posicionamiento que se lleva a cabo desde dos sociedades, que han elegido arbitrariamente a su panel de expertos y considerando la situación actual de un tema emergente, es cierto que las declaraciones no están necesariamente basadas en pruebas,
sino más bien basado en las opiniones de expertos. Aunque el documento contiene sugerencias respecto a los posibles puntos de corte de los valores de cada una de las variables incluidas, no se definen claramente.
 
Aplicabilidad clínica: Los nuevos criterios nos permitirán diagnosticar OS en la práctica clínica y valorar más adecuadamente las consecuencias clínicas de esta entidad.

Perspectivas de investigación derivadas del estudio: El propio panel de expertos alienta a la realización de estudios prospectivos randomizados dirigidos en particular a explorar el impacto de intervenciones específicas en OS. Además, recomiendan la validación y el análisis secundario de cohortes existentes, para estudiar la capacidad predictiva de esta definición, así como la eficacia de tratamientos y el impacto clínico de OS.

Conclusiones principales: ESPEN y EASO, así como el panel internacional de expertos, abogan por que la nueva definición de OS y los criterios de diagnóstico propuestos se implementen en la práctica clínica habitual.
 
Opinión personal: ESPEN y EASO han realizado un esfuerzo de consenso entre las dos sociedades, para evitar duplicidades en criterios y poner luz en el actual caos de distintas definiciones. Este consenso nos permitirá diagnosticar mejor a nuestros pacientes con obesidad y secundariamente poder estudiar las repercusiones clínicas de esta entidad.
 
Bibliografía relacionada de interés:
Donini LM, Busetto L, Bauer JM, Bischoff S, Boirie Y, Cederholm T, Cruz-Jentoft AJ, Dicker D, Frühbeck G, Giustina A, Gonzalez MC, Han HS, Heymsfield SB, Higashiguchi T, Laviano A, Lenzi A, Parrinello E, Poggiogalle E, Prado CM, Rodriguez JS, Rolland Y, Santini F, Siervo M, Tecilazich F, Vettor R, Yu J, Zamboni M, Barazzoni R. Critical appraisal of definitions and diagnostic criteria for sarcopenic obesity based on a systematic review. Clin Nutr. 2020 Aug;39(8):2368-2388. doi: 10.1016/j.clnu.2019.11.024. Epub 2019 Nov 27. PMID: 31813698.
 
Resumen para la población general: Las personas con obesidad tienen un exceso de grasa corporal, que es lo que define su enfermedad (no el peso). En los últimos años, conocemos además que pueden tener una menor función y cantidad de su masa muscular. La combinación del exceso de grasa con esa baja función/masa muscular se conoce como obesidad sarcopénica (OS) y tiene consecuencias dañinas para la salud. Hasta ahora, los criterios de diagnóstico de esta enfermedad no estaban bien establecidos, lo que hacía difícil conocer más cosas sobre la frecuencia de la OS, sus consecuencias clínicas o el efecto de posibles tratamientos. Por eso, la Sociedad Europea de Nutrición Clínica y Metabolismo (ESPEN) y la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad (EASO) han llevado a cabo una iniciativa para llegar a un consenso de expertos sobre definición y criterios diagnósticos de OS. Han establecido que el primer paso debe ser la sospecha clínica, en aquellas personas con un alto índice de masa corporal (que relaciona el peso con la altura de la persona) o con una elevada circunferencia de la cintura y que además tienen factores de riesgo o síntomas de baja masa y función del músculo. En esas personas de riesgo, los procedimientos de diagnóstico deben incluir inicialmente la evaluación de función del músculo esquelético (mediante pruebas específicas), seguida de una evaluación de la composición corporal. Posteriormente, las personas con OS deben estratificarse en una Etapa I en ausencia de complicaciones clínicas, o Etapa II si se asocia al menos una complicación relacionada con su composición corporal alterada o disfunción del músculo esquelético (enfermedades metabólicas, discapacidad funcional, enfermedades cardiovasculares y respiratorias).

1 2 3 4 5 6