Blog Seen

Blog / Obesidad

Diazoxide Choline Extended-Release Tablet in People With Prader-Willi Syndrome: A Double-Blind, Placebo-Controlled Triall

Jennifer L. Miller, Evelien Gevers, Nicola Bridges, Jack A. Yanovski, Parisa Salehi,5 Kathryn S. Obrynba, Eric I. Felner, Lynne M. Bird, Ashley H. Shoemaker, Moris Angulo, Merlin G. Butler, David Stevenson, Jennifer Abuzzahab, Timothy Barrett, Melissa Lah, Elizabeth Littlejohn, Verghese Mathew, Neil M. Cowen, and Anish Bhatnagar; on behalf of the DESTINY PWS Investigators

26 de abril de 2024

Autor del comentario: Assumpta Caixàs Pedragós
DOI: 10.1002/oby.23928. Epub 2023 Nov 2.
Citación (Revista): Miller JL, Gevers E, Bridges N, Yanovski JA, Salehi P, Obrynba KS, Felner EI, Bird LM, Shoemaker AH, Angulo M, Butler MG, Stevenson D, Goldstone AP, Wilding J, Lah M, Shaikh MG, Littlejohn E, Abuzzahab MJ, Fleischman A, Hirano P, Yen K, Cowen NM, Bhatnagar A; C601/C602 Investigators. Diazoxide choline extended-release tablet in people with Prader-Willi syndrome: results from long-term open-label study. Obesity (Silver Spring). 2024 Feb;32(2):252-261. doi: 10.1002/oby.23928. Epub 2023 Nov 2. PMID: 37919617.
Objetivos del estudio: Cambio en la hiperfagia de pacientes con Síndrome de Prader-Willi (SPW) desde el inicio del diazóxido colina de liberación prolongada utilizando el Hyperphagia Questionnaire for Clinical Trials (HQ-CT). Otros objetivos fueron la puntuación de la impresión global de mejora clínica, los cambios en la composición corporal, comportamiento y hormonas.
 
Población de estudio: Estudio DESTINY PWS, de 13 semanas de duración, fase 3, randomizado, doble ciego, controlado con placebo, 127 participantes con SPW a partir de 4 años con hiperfagia, asignados 2:1 a diazóxido colina de liberación prolongada en comprimido (DCCR) o placebo.
 
Resultados: DCCR no mejoró significativamente la hiperfagia vs placebo −5,94 [0,879] vs −4,27 [1,145]; P=0,198), pero en los participantes con hiperfagia grave sí la mejoró (LSmean [SE] −9,67 [1,429] vs −4,26 [1,896]; P=0,012). Dos de los objetivos secundarios mejoraron (La impresión global de mejora clínica [CGI-I]; P=0,0029; y la masa grasa; P=0,023). En el análisis de los resultados generados pre-COVID, sí mejoró la hiperfagia (HQ-CT; P=0,037) y todos los demás objetivos secundarios (CGI-I; P=0,015; la impresión de cambio por parte del cuidador; P=0,031; y la masa grasa P=0,003). En general, DCCR fue bien tolerado con 83,3 % de efectos adversos en el grupo de DCCR y 73,8% en el grupo placebo (no significativo) Limitaciones: La falta de cuestionarios que reflejen claramente la hiperfagia y obsesión por la comida en estos pacientes, la pandemia dificultó el seguimiento y la vida cotidiana habitual de estos pacientes.
 
Conclusiones principales y opinión personal: DCCR no disminuyó global y significativamente la hiperfagia como objetivo primario, sin embargo, sí la disminuyó en los participantes con hiperfagia grave en el análisis pre-COVID, también mejoró la composición corporal.
En mi opinión, el número de participantes de este estudio es considerable, teniendo en cuenta que se trata de una enfermedad rara. La falta de mejora del cuestionario de hiperfagia contrasta con la impresión de mejora por parte de los cuidadores.
 
Aplicabilidad clínica y perspectivas de investigación derivadas del estudio: Este estudio tiene una gran aplicabilidad clínica, a pesar de los resultados poco espectaculares. Se están diseñando nuevas fases para completar el desarrollo del fármaco.
 
Resumen para la población general: DCCR es un medicamento diseñado para contrarrestar el hambre tan exagerado que tienen los pacientes con SPW, en este estudio participaron un número considerable de pacientes de 8 años o más y solo se observó una mejora del hambre medido con el cuestionario HQ-CT en aquellos que tenían una puntuación considerada grave. También mejoró la composición corporal y la impresión de mejora global. La pandemia distorsionó un poco la evolución de los resultados.
 
Fecha: 14-4-2024

Acute pancreatitis due to different semaglutide regimens: An updated meta-analysis

Walter Masson,, Martín Lobo, Leandro Barbagelata, Augusto Lavalle-Cobo, Juan P. Nogueira. Buenos Aires, Argentina

26 de marzo de 2024

Autor del comentario: María D. Ballesteros Pomar. Complejo Asistencial Universitario de León.
Citación (Revista):  Endocrinología, Diabetes y Nutrición, Disponible online el 20 de Febrero de 2024
DOI:  10.1016/j.endinu.2024.01.001

Objetivos del estudio: El objetivo del presente metaanálisis actualizado es evaluar el riesgo de pancreatitis aguda con el uso de semaglutida, valorando los resultados según los diferentes esquemas terapéuticos.
 
Población de estudio: Este metaanálisis incluyó todos los estudios que cumplían los siguientes criterios:
(a) comparaciones de eficacia y seguridad de semaglutida frente a placebo; (b) duración del seguimiento ≥3 meses; (c) ensayos clínicos aleatorizados; (d) que informaran de la incidencia de pancreatitis aguda. Se excluyeron los estudios que evaluaban la semaglutida con otros fármacos antidiabéticos sin tener en cuenta un grupo placebo. Veintiún ensayos clínicos fueron identificados y considerados elegibles para este metaanálisis (34.721 pacientes).
 
Resultados:. A nivel global, el tratamiento con semaglutida no se asoció con un mayor riesgo de pancreatitis aguda (OR 0,7; IC 95%: 0,5-1,2; I2 0%). Cuando se analizaron los estudios según los diferentes esquemas utilizados, los resultados fueron similares (grupo con semaglutida oral: OR 0,40; IC 95% 0,10-1,60, I2 0%; grupo con dosis subcutáneas bajas de semaglutida: OR 0,80; IC 95% 0,40-1,90, I2 0%; grupo con altas dosis subcutáneas de semaglutida; OR 0,70; IC 95% 0,50-1,20, I2 0%; valor de p de interacción=0,689).
 
Limitaciones: Los autores incluyen en el metaanálisis ensayos en el contexto de diabetes y otros para tratamiento de obesidad. Como todos los metaanálisis, la principal limitación es su dependencia de la calidad de lo reportado en los estudios.
 
Conclusiones principales y opinión personal 
El uso de semaglutida no se asoció con un mayor riesgo de pancreatitis aguda en comparación con el placebo. En el análisis estratificado, los resultados fueron similares con los diferentes esquemas de semaglutida analizados. Puesto que la mayor incidencia de pancreatitis es uno de los “miedos” asociados al empleo de estos fármacos, el metaanálisis nos tranquiliza a este respecto. Es una fortaleza que se haya analizado según distintos esquemas terapéuticos.
 
Aplicabilidad clínica y perspectivas de investigación derivadas del estudio: La pancreatitis no parece ser un efecto adverso relacionado con el empleo de semaglutide, lo que permite temer menos esta posible complicación. Puesto que este riesgo está recogido en la ficha técnica del fármaco, debería reevaluarse si el metaanálisis permitiría eliminar esta precaución.

Resumen para la población general: Semaglutide es un fármaco utilizado en el tratamiento de la diabetes y de la obesidad. Previamente se había relacionado con el riesgo de tener una inflamación aguda y grave del páncreas, pero este estudio recoge la información de otros estudios, incluyendo 34.721 pacientes, y no relaciona el uso del fármaco con esta complicación.

Fecha: 9 de marzo de 2024

Glucagon and GLP-1 receptor dual agonist survodutide for obesity: a randomised, double-blind, placebo-controlled, dose-finding phas

le Roux CW, Steen O, Lucas KJ, Startseva E, Unseld A, Hennige AM.

12 de febrero de 2024

Autor del comentario: Miguel A. Rubio Herrera
Citación (Revista): Lancet Diabetes Endocrinol. 2024 Feb 5 (Epub ahead of print)
DOI: 10.1016/S2213-8587(23)00356-X.
 
 
Objetivos del estudio: Investigar la eficacia, seguridad y tolerabilidad del agonista dual de GLP1 y glucagón, Survodutida (BI 456906) en el manejo de la obesidad.
 
Población de estudio: Ensayo clínico fase II, aleatorizado, doble ciego con diferentes dosis de survodutida en 386 participantes, de 18-75 años con índice de masa corporal (IMC) ≥27 kg/m2, sin diabetes. Asignados a dosis de 0,6; 2,4; 3,6 o 4,8 mg  o placebo por vía subcutánea, una vez semanal, durante 46 semanas (20 semanas de escalamiento de dosis).
 
Resultados: Los cambios porcentuales de pérdida de peso con las diferentes dosis tras 46 semanas de tratamiento fueron: -6,2 % (-8,3 a -4,1; 0,6 mg); -12,5% (-14,5 a -10,5; 2,4 mg); -13,2 % (-15,3 a -11,2; 3,6 mg); -14,9 % (-16,9 a  -13,0; 4,8 mg); -2,8 % (-4,9 a -0,7; placebo). Un 57,4 % de los participantes perdieron ≥ 15 % del peso inicial y un 32,8 % perdieron ≥ 20%. Los efectos secundarios fueron de tipo gastrointestinal (75 % survodutida vs 42 % placebo), leves-moderado y transitorios. Se obtienen mejoras cardiometabólicas significativas (presión arterial, resistencia insulina, inflamación…).
 
Limitaciones: Estudio de fase II, de corta duración, por lo que la seguridad y efectividad a largo plazo debe esperar a estudios de fase III. La exclusión de personas con diabetes mellitus tipo 2 o esteatosis hepática, así como el desbalance en la inclusión (68 % mujeres), no permite aplicar resultados más generalizados en obesidad.
 
Conclusiones principales y opinión personal: Este estudio es de los primeros en mostrar cómo el agonismo dual (GLP1 y glucagón) es más potente que cuando se emplea GLP1 aislado, como semaglutida 2,4 mg/semanal. La seguridad y efectos secundarios son similares, pero su efectividad será mayor a largo plazo.
 
Aplicabilidad clínica y perspectivas de investigación derivadas del estudio: El desarrollo de agonistas basados en hormonas gastrointestinales estimuladas por nutrientes (como GLP1 y glucagón) de segunda generación van a proporcionar pérdidas de peso de dos dígitos (≥15 %) en al menos 2 de cada 3 pacientes.  Además, glucagón tiene un potencial efecto termogénico y de reducción de lipogénesis de novo hepática (de interés en esteatosis-esteatohepatitis) que deberán evaluarse con más precisión en adelante. 

Resumen para la población general: Se muestran los resultados de la combinación de 2 agonistas de hormonas gastrointestinales (GLP1-glucagón), involucradas en el control del apetito y del peso corporal, mostrando una eficacia de pérdida de peso (≥15 %) en más del 50 % de los participantes, con mejoras sustanciales de factores de riesgo cardiovasculares y seguramente de calidad de vida. La escasez de efectos secundarios permitirá un empleo a largo plazo sin apenas limitaciones.


 
 

SEMAGLUTIDE AND CARDIOVASCULAR OUTCOMES IN OBESITY WITHOUT DIABETES

Lincoff AM, Brown-Frandsen K, Colhoun HM, Deanfield J, Emerson SS, Esbjerg S, Hardt- Lindberg S, Hovingh GK, Kahn SE, Kushner RF, Lingvay I, Oral TK, Michelsen MM, Plutzky J, Tornøe CW, Ryan DH; SELECT Trial Investigators

28 de diciembre de 2023

Autor del comentario: Sergio Valdés
Citación (Revista): N Engl J Med. 2023 Nov 11
DOI: 10.1056/NEJMoa2307563
 
Objetivos del estudio: Determinar si el tratamiento con Semaglutida subcutánea (2,4 mg por semana o la dosis máxima tolerada) puede reducir la incidencia de eventos cardiovasculares (CV) en pacientes con sobrepeso y obesidad sin diabetes (DM) y con enfermedad cardiovascular (ECV) pre existente.
 
Población de estudio: Estudio randomizado doble ciego controlado con placebo. Los pacientes fueron aleatorizados a recibir semaglutida subcutánea una vez a la semana (n = 8.803) frente a placebo (n = 8.801). La semaglutida se inició con 0,24 mg una vez por semana y se aumentó cada 4 semanas hasta alcanzar el objetivo (2,4 mg por semana) o la dosis máxima tolerada. El tiempo medio de seguimiento fue de 40 meses.
 
Criterios de inclusión:
• Edad ≥ 45 años
• Índice de masa corporal (IMC) ≥ 27 kg/m2
• Infarto de miocardio (IAM), accidente cerebrovascular (ACV) o enfermedad arterial periférica
• No historia de diabetes mellitus (DM) y HbA1c < 6,5 %
 
Resultados:
 
Resultados del Objetivo primario de semaglutida versus placebo
Compuesto de muerte cardiovascular (CV), IAM no fatal o ACV no fatal: 6,5% vs 8,0%, Riesgo relativo (RR) 0,80, intervalo de confianza [IC] 95 % 0,72-0,90, p < 0,001
 
Resultados secundarios de semaglutida versus placebo
- Muerte cardiovascular: 2,5 % vs. 3,0 % (RR 0,85; 95 % IC 0,71-1,01; p = 0,07)
- Muerte cardiovascular u Hospitalización por insuficiencia cardíaca (IC): 3,4 % vs. 4,1 % (RR 0,82; 95 % IC 0,71-0,96)
- Muerte por todas las causas: 4,3 % vs. 5,2 % (RR 0,81; 95 % IC 0,71-0,93)
- IAM no fatal: 2,7% vs. 3,7% (RR 0,72; 95 % IC 0,61-0,85)
- Eventos adversos que llevaron a la interrupción del fármaco del ensayo: 16,6 % en grupo semaglutida frente a 8,2 % en grupo placebo (p < 0,001).
 
Conclusiones principales y opinión personal
 
Entre los pacientes con ECV pre existente y sobrepeso u obesidad, pero sin DM, semaglutida 2,4 mg subcutáneo una vez a la semana redujo el riesgo de muerte cardiovascular, IAM o ACV en un 20 %. El beneficio ocurrió temprano y fue concordante entre los subgrupos y los criterios de valoración CV. Este efecto se observó incluso en el contexto de un uso simultáneo generalizado de estatinas, anti agregantes y beta bloqueantes.
 
No hubo hallazgos de seguridad inesperados, aunque los efectos secundarios gastrointestinales bien conocidos provocaron una tasa más alta de interrupción permanente del tratamiento en el grupo de semaglutida (16,6 % frente a 8,2 %; P < 0,001).
 
El estudio SELECT es un ensayo histórico. Hasta el momento, el tratamiento de la obesidad estaba limitado por la falta de evidencia de ensayos que indicasen que las intervenciones farmacológicas o sobre estilos de vida mejorasen los resultados cardiovasculares.
 
En este sentido SELECT amplía los hallazgos de SUSTAIN-6 y otros ensayos con análogos de GLP-1, que habían demostrado un beneficio CV en personas con DM, a esta población de personas con sobrepeso y obesidad y arteriosclerosis establecida.
 
Estos resultados tienen el potencial de cambiar la forma en que la obesidad es considerada y tratada y de abrir la puerta a la financiación de estos tratamientos

Semaglutide in Patients with Heart Failure with Preserved Ejection Fraction and Obesity

.N. Kosiborod, S.Z. Abildstrøm, B.A. Borlaug, J. Butler, S. Rasmussen, M. Davies, G.K. Hovingh, D.W. Kitzman, M.L. Lindegaard, D.V. Møller, S.J. Shah, M.B. Treppendahl, S. Verma, W. Abhayaratna, F.Z. Ahmed, V. Chopra, J. Ezekowitz, M. Fu, H. Ito, M. Lelonek, V. Melenovsky, B. Merkely, J. Núñez, E. Perna, M. Schou, M. Senni, K. Sharma, P. Van der Meer, D. von Lewinski, D. Wolf, and M.C Petrie. Citación (Revista): Kosiborod MN, Abildstrøm SZ, Borlaug BA, Butler J, Rasmussen S, Davies M, Hovingh GK, Kitzman DW, Lindegaard ML, Møller DV, Shah SJ, Treppendahl MB, Verma S, Abhayaratna W, Ahmed FZ, Chopra V, Ezekowitz J, Fu M, Ito H, Lelonek M, Melenovsky V, Merkely B, Núñez J, Perna E, Schou M, Senni M, Sharma K, Van der Meer P, von Lewinski D, Wolf D, Petrie MC; STEP-HFpEF Trial Committees and Investigators. Semaglutide in Patients with Heart Failure with Preserved Ejection Fraction and Obesity.

29 de noviembre de 2023

Autor del comentario: Núria Vilarrasa García
 
Objetivos del estudio: Comparar si en pacientes con obesidad e insuficiencia cardíaca (IC) con fracción eyección (FE) conservada el tratamiento con semaglutida a dosis 2,4mg /semanal es más eficaz en la reducción de síntomas y mejoría de las limitaciones físicas respecto a placebo.
 
Población de estudio: Pacientes sin diabetes tipo 2 (DM2), edad > 18 años, índice de masa corporal (IMC) ≥30 kg/m2, fracción de eyección (FE) ≥45 %, clase funcional NYHA II-IV, puntuación del cuestionario debcardiomiopatía Kansas City (KCCQ-CSS) > 90, distancia de al menos 100 metros (mts) en la prueba de marcha de 6 minutos.
 
Resultados: 529 pacientes (56 % mujeres), IMC 37 kg/m2, 95,8 % raza blanca, se aleatorizaron a semaglutida 2,4 mg (n=263) o placebo (n=266) durante 52 semanas. En el análisis por intención de tratar, la reducción en la puntuación del KCCQ-CSS fue superior en el grupo de semaglutida -16,6 puntos comparada con -8,7 puntos con placebo (diferencia estimada 7,8 puntos; P <0,001), así como el porcentaje de pérdida de peso −13,3 % con semaglutida y −2,6 % con placebo (diferencia −10,7 puntos porcentuales; P <0,001). La distancia en la prueba de la marcha de 6 metros fue superior en 20 mts con semaglutida (21,5 mts) comparada con placebo (1,2mts). Se observó también una reducción significativa de los parámetros inflamatorios (PCR) de –43,5 % con semaglutida comparada con –7,3 % con placebo y del péptido natriurético tipo B (Pro-BNP). El número de efectos secundarios fue inferior con semaglutida (13,3 %) comparado con placebo (26,7 %) a expensas principalmente de las alteraciones cardíacas, siendo la frecuencia de discontinuación de la medicación similar en ambos grupos.
 
Limitaciones: El estudio incluyó principalmente pacientes de raza blanca sin DM2, por tanto, los resultados no pueden ser extrapolados a otras poblaciones. El estudio no tiene suficiente potencia para evaluar hospitalizaciones por insuficiencia cardíaca (IC) ni visitas a urgencias. El seguimiento fue corto (12 meses). A destacar el bajo número de pacientes tratados con inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa tipo 2 Información elaborada por Núria Vilarrasa, Servicio de Endocrinología y Nutrición, Hospital Universitario de Bellvitge (iSGLT2). El estudio no ha sido diseñado para mirar los mecanismos fisiopatológicos implicados en la mejoría clínica mediada por semaglutida.
 
Conclusiones principales y opinión personal: A la espera de estudios que muestren reducción de mortalidad y eventos cardiovasculares, la mejoría en los síntomas y capacidad física con semaglutida 2,4 mg en pacientes con obesidad e IC con FE preservada es similar a la alcanzada con tratamientos indicados para esta patología como los inhibidores iSGLT2, sacubitril–valsartan y espironolactona. Por tanto, se abre una esperada puerta al tratamiento con semaglutida 2,4 mg en una patología estrechamente asociada con el exceso de grasa corporal y que condiciona una pobre calidad de vida hasta ahora aproximada con fármacos que reducían la carga miocárdica o inducían bloqueo neuro-hormonal.
 
Aplicabilidad clínica y perspectivas de investigación derivadas del estudio: La magnitud en la reducción de síntomas y limitaciones físicas de estos pacientes con semaglutida es de enorme importancia y pone de manifiesto la estrecha relación de la afectación cardíaca con el exceso de peso. A la espera de resultados con combinación de tratamientos ya aprobados como iSGLT2, el tratamiento con semaglutida parece una buena estrategia para combatir la IC con FE preservada. El hallazgo de la reducción con semaglutida de la PCR, presión arterial sistólica, proBNP parece indicar que tiene efectos hemodinámicos y antiinflamatorios beneficiosos.
 
Resumen para la población general: En pacientes con insuficiencia cardíaca y fracción eyección preservada el tratamiento con semaglutida 2,4mg/semanal es capaz de reducir el peso corporal en un 13 % y mejora los síntomas, las limitaciones físicas relacionadas con la insuficiencia cardíaca y la capacidad funcional mostrando que puede ser una buena herramienta terapéutica en este contexto clínico.

1 2 3 4 5 6