Icono de la app de la SEEN
SEEN APP
Disponible en Google Play y App Store
Actualidad Seen

Actualidad / Ecos de la SEEN / Gabriela Morreale de Escobar. In Memoriam

Gabriela Morreale de Escobar. In Memoriam

05 de diciembre de 2017

Con el fallecimiento de la Profesora Gabriela Morreale de Escobar el 4 de diciembre de 2017 en Madrid, se pierde uno de los grandes activos científicos del país. Natural de Milán (1930), obtuvo la licenciatura en Ciencias Químicas por la Universidad de Granada, donde realizó su Tesis Doctoral bajo la dirección del Prof. Enrique Gutiérrez Ríos, demostrando, mediante determinaciones precisas de yodo en agua y orina,  que la incidencia de bocio en la región de las Alpujarras estaba estrechamente ligada a la deficiencia de este elemento. Aquí comienza una carrera científica brillantísima junto a su esposo, Francisco Escobar del Rey, fallecido en diciembre de 2015, con contribuciones decisivas en el campo de la Fisiopatología Tiroidea. Ambos efectuaron una estancia postdoctoral en la Universidad de Leiden, Holanda, especializándose en el estudio de la glándula tiroides, y a su vuelta a España en 1958 se incorporaron al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en un laboratorio del Instituto Gregorio Marañón del Centro de Investigaciones Biológicas. Con posterioridad, en 1974 se trasladaron a la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, donde junto con el Prof. Alberto Sols fundaron el Instituto de Investigaciones Biomédicas.

Las contribuciones científicas de la Profª. Morreale forman un cuerpo doctrinal sin el que no es posible entender la Fisiopatología Tiroidea como la entendemos actualmente. Desarrolló el concepto, muy novedoso en su tiempo, de que había una relación muy estrecha entre el metabolismo (desyodación) de la T4 y su actividad hormonal, proponiendo que la T4 es, en realidad, una prohormona que se convierte en la hormona activa, T3, en las células dianas, y que éstas tienen por lo tanto, la capacidad de regular la cantidad de T3 en función de sus necesidades metabólicas. Igualmente, a contracorriente de ideas establecidas, demostró que la placenta no es impermeable a las hormonas tiroideas, y que la transferencia de hormona tiroidea de la madre al feto, demostrable desde etapas muy precoces del embarazo, es relevante en el desarrollo cerebral del feto. Su trabajo ha tenido un gran impacto en la Salud Pública: Implantó en nuestro país las técnicas de detección precoz de hipotiroidismo congénito mediante la medida de TSH y T4 en la sangre del talón de recién nacidos, un programa que ha evitado miles de casos de cretinismo. Realizó un gran esfuerzo para convencer a las autoridades sanitarias, mediante acopio de datos en poblaciones de diverso nivel socioeconómico, de la absoluta necesidad de implementar la yodación de la sal común, para asegurar un nivel de ingesta de yodo adecuada. Contribuyó al concepto de Hipotiroxinemia materna y sus consecuencias en modelos experimentales y en poblaciones humanas, y señaló la necesidad de suplementación con yodo a las embarazadas.

Además de sus contribuciones científicas la Profª Morreale realizó una intensa actividad en el seno de las sociedades científicas. Participó en la fundación de la European Thyroid Association, en 1967, y fue presidenta de esta sociedad (1978-80). Miembro de la Sociedad Española de Bioquímica desde su fundación y Vice-Presidente (1978-1982). Miembro de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición desde su fundación, y Presidente de la misma (1975-1979). Fue galardonada con múltiples premios científicos y distinciones, entre los que cabe destacar: Premio Nacional de Investigación en Medicina (1977), Premio Reina Sofía de Prevención de la Subnormalidad (1983), Premio de la European Thyroid Association (1985), Ordine del Merito della Repubblica Italiana (1987), Premio Severo Ochoa de Investigación Biomédica (1989), Primer Premio de Investigación de la Sociedad Española de Endocrinologia y Nutrición (1991),  Académico de Honor de la Real Academia de Medicina (1994), Premio Nacional de Investigación Médica Gregorio Marañón (1997), Premio Rey Jaime I de Medicina Clínica (1998), Doctora Honoris Causa en Medicina por la Universidad de Alcalá (2001), Premio Serge Lissitzki de la European Thyroid Association (2009) y Premio “Constantes y Vitales” de Atres Media a la trayectoria científica en investigación (2017).

La Profª Morreale ha contribuido de forma decisiva a la formación de varias generaciones de científicos a los que ha transmitido su pasión por el conocimiento, el rigor experimental y la preocupación por la salud de poblaciones en riesgo.  Es de destacar su trato alegre y familiar, capacidad de trabajo y su penetrante inteligencia adornada de una gran sencillez.
Juan Bernal

Actualización: 27/03/2020