Última actualización: 26/11/2020
Buscar...
Usuario
Contraseña
Recordar contraseña 

Caso clínico

Caso clínico 6

Varón de 55 años. Antecedentes personales: Colecistectomía hace 10 años, isquemia crónica en MMII grado IIa, exfumador desde hace 7 años, consumo ocasional de alcohol. Sin alergias a fármacos.

Historia del proceso actual: Hace 3 meses acude a urgencias por dolor abdominal continuo de horas de evolución. Se constata trombosis venosa mesentérica con necrosis de la práctica totalidad del intestino delgado. Se realiza resección casi completa del mismo. Yeyunostomía transitoria con reconstrucción posterior del tránsito (anastomosis yeyuno-cólica). En el postoperatorio inmediato sufre trombosis venosa profunda y tromboembolismo pulmonar. El paciente es remitido a Nutrición para valoración y tratamiento nutricional:

Anamnesis nutricional: Pérdida ponderal progresiva con disminución de la capacidad funcional. Náuseas ocasionales y algún vómito aislado. Anorexia. Realiza 7 deposiciones diarias, de consistencia líquida. Sin datos que hagan sospechar disfagia. Ha disminuido su ingesta
habitual en aproximadamente un 50%. Consume todo tipo de alimentos; hasta el momento no ha recibido ningún consejo dietético.

Exploración: PA 80/55 mmHg, 104 lpm rítmicos. Peso habitual: 80 kg. Peso actual: 59 kg. Talla 1,68 m. IMC actual 20,9 kg/m2. Porcentaje de peso perdido 27%. Pérdida moderada de masa muscular esquelética y de tejido adiposo subcutáneo. Sin edemas. Fuerza prensora de la mano: 14 kg (disminuida). Tumoración en región de cicatriz de laparotomía, que el mismo día drena de forma espontánea (absceso de pared). Palidez mucocutánea. Pelo ralo. Sin escaras. Signo del pliegue +. AC: Sin soplos ni extratonos. AP: mvc. Abdomen: Blando, depresible, no doloroso a la palpación. RHA aumentados.

Análisis: Hemograma: Hb 8,6 g/dl (normo-normo-). Neutrofilia leve. PCR 10,60 mg/dl. Albúmina 2,7 g/dl. Glucosa 97 mg/dl. Función renal normal. Na 131 mmol/l, K 4 mmol/l, Cl 101 mmol/l, Ca 7,9 mg/dl, P 3,9 mg/dl, Mg 1 mg/dl, prealbúmina 14 mg/dl. Colesterol tot 100 mg/dl, triglicéridos 328 mg/dl. Perfil hepático sin alteraciones. Sin deficiencia de ácido fólico o de B12. Saturación de transferrina baja. No se detectan cifras descendidas de Zn o de Cu. Deficiencia de vitamina D sin hiperparatiroidismo.

Con el diagnóstico de desnutrición mixta grave (valoración global subjetiva C) y fallo intestinal tipo II (con previsible evolución a tipo III), y síndrome de intestino corto, se ingresa al paciente para instaurar nutrición parenteral domiciliaria. Además, se prescribe tratamiento con: loperamida, codeína, ranitidina, vitamina B12 im, resincolestiramina y heparina de bajo peso molecular.

Un año después, durante las primeras vacaciones fuera de domicilio, el paciente se aleja unas horas de su familia a cuya vuelta detectan inestabilidad de la marcha, disartria, disminución del nivel de alerta y confusión en tiempo y espacio.  El paciente no presenta fiebre ni foco inflamatorio-infeccioso. Sin cambios en el patrón habitual de deposiciones. Sin datos físicos de deshidratación. Es remitido a Urgencias para estudio.

Autor: Pilar Matía Martín. Médico Adjunto Endocrinología y Nutrición. Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Miembro del Área de Nutrición de la SEEN.

¿Qué pruebas urgentes consideraría necesarias para filiar la causa de dichos signos y síntomas en el paciente?




Dados los hallazgos descritos en análisis, ¿qué diagnóstico debería sospecharse en un paciente con intestino corto y persistencia de colon?




¿Cuál sería el tratamiento indicado?





© 2020 SEEN | Desarrollo: IRICOM SL | Aviso Legal | Política de Privacidad | Accesibilidad | Mapa Web | Acerca de esta web | Contacto