Última actualización: 26/11/2020
Buscar...
Usuario
Contraseña
Recordar contraseña 

Caso clínico

Caso clínico 10

Mujer de 53 años con las siguientes características:


Antecedentes personales: Intolerancia a benzetacil. Exfumadora de 10 cigarrillos/día, bebe cerveza 2-3 latas/día. HTA, no DM ni DL. Adenocarcinoma gástrico moderadamente diferenciado en células en anillo de sello tratado con quimioterapia neoadyuvante, pendiente de tratamiento quirúrgico. Candidiasis esofágica como complicación de candidiasis oral tras tratamiento antibiótico. 

Tratamiento habitual: Enalapril 10 mg al día, lorazepam y aprepitan

Ingresa a cargo de Oncología médica por fiebre en principio atribuida a su enfermedad de base. Avisan el cuarto día de ingreso por escasa ingesta oral. La paciente refería peso habitual en torno a 60 Kg. Seis meses antes del ingreso había empezado a perder peso de forma paulatina por anorexia, en los días previos al ingreso su ingesta había sido muy escasa por plenitud precoz. No vomitaba y toleraba todo tipo texturas.Exploración física: la paciente pesaba 45 Kg, la auscultación cardiopulmonar era normal. El abdomen era blando con ruidos hidroaéreos aumentados y no tenía edemas en miembros inferiores. No tenía vía central.

Analítica: Hemoglobina  11.0 g/dl, Plaquetas  55 x 10³ µl, Glucosa 117 mg/dl, Creatinina 0.8 mg/dl, Proteínas totales 4.2 g/dl, Albúmina 2.3 g/dl, Calcio 8.0 mg/dl, Fósforo 2.4 mg/dl, Sodio 143 mmol/L, Potasio  2.7 mmol/L y Proteína C reactiva 15.36 mg/dl.Tras la primera valoración se indica corrección de la hipopotasemia y dieta oral con suplementos orales. La paciente comenzó con nutrición parenteral a través de catéter central de inserción periférica y se mantuvo con este soporte nutricional hasta que fue intervenida quirúrgicamente. Se le realizó una gastrectomía total con linfadenectomía, resección esplénica y de cúpula diafragmática. Transcurridas 48 horas de la intervención se le retiró la vía central por indicación del equipo quirúrgico y no fue posible reanudar la nutrición parenteral central, pero se prescribió nutrición parenteral periférica sin lípidos. La paciente comenzó dieta oral progresiva al día siguiente de la intervención y a las 48 horas se iniciaron suplementos orales.

Evolución: fue favorable siendo dada de alta una semana después de la cirugía con indicaciones de dieta y suplementos orales. De forma ambulatoria completó su tratamiento oncológico con quimioterapia y radioterapia. 

A los dos meses de la cirugía acude a consulta de nutrición. En este momento la paciente se encuentra cansada y con muchas molestias digestivas que describe como meteorismo, percepción de ruidos hidroaéreos abdominales, plenitud postprandial y diarrea tras cada ingesta. Recibe como tratamiento 2 suplementos orales hipercalóricos e hiperproteicos enriquecidos con ácidos grasos omega 3 y 10.000 UI de pancreatina con cada comida principal. Al preguntarle por la ingesta dice que come cantidades pequeñas por la plenitud y solo toma un suplemento porque le produce diarrea. En la exploración física presenta un peso de 39,700 Kg (IMC 16,3). No tenía analítica. Dada la pérdida de peso se reforzó la suplementación oral, se incrementó la dosis de pancreatina y se inició tratamiento con procinéticos. En las sucesivas revisiones a pesar de cambio de suplementos, de tratamiento con probióticos y del incremento de la dosis de enzimas pancreáticas la paciente mantiene los mismos síntomas digestivos y no ganaba peso a pesar de haber incrementado la ingesta. A los 6 meses de la cirugía, la paciente había completado su tratamiento adyuvante y su enfermedad se encontraba en remisión. Su peso era 37,200 Kg (IMC 15,6). En la analítica presentaba:  Hemoglobina 13.1 g/dl, Plaquetas 336 x 10³ µl, Linfocitos 1.7 x 10³ µl, Glucosa 87 mg/dl, Creatinina 0.6 mg/dl, Albúmina 4.0 g/dl, Colesterol total 180 mg/dl, Triglicéridos 74 mg/dl y Vitamina B12 645 pg/ml.

La paciente se mantuvo con nutrición parenteral y rifaximina durante cuatro meses consiguiendo un peso final de 44,200 Kg (IMC 18,1). Los síntomas digestivos fueron remitiendo y la paciente dejó de realizar ciclos de rifaximina. En la actualidad se encuentra libre de enfermedad y mantiene un peso de 47,5 Kg (IMC 19,5). 

JUICIO DIAGNÓSTICO: Gastrectomía y malabsorción severa en relación con tratamiento oncológico.

Información elaborada por: Carmen Aragón Valera. Servicio de Endocrinología y Nutrición. Hospital Fundación Jiménez Díaz. Miembro del Área de Nutrición de la SEEN. 

Con respecto a los suplementos orales y la nutrición enteral en pacientes con cáncer gástrico es cierto que:




En la siguiente valoración se realiza registro dietético siendo éste de un 30% de la dieta ofertada y un suplemento oral hipercalórico e hiperproteico. Nos indican que la paciente va a ser intervenida la semana siguiente. ¿Qué tipo de soporte nutricional indicaría en este momento?:




¿Qué soporte nutricional indicaría a la vista de la evolución de la paciente?





© 2020 SEEN | Desarrollo: IRICOM SL | Aviso Legal | Política de Privacidad | Accesibilidad | Mapa Web | Acerca de esta web | Contacto